miércoles, 30 de junio de 2021

LA IMPORTANCIA DE LA MEDITACIÓN.

 

10 minutos al día de meditación guiada para una mente en buena forma


Dedicarle unos minutos al día a nuestra mente nos ayuda a deshacernos del estrés, las preocupaciones y la ansiedad.


Es una práctica que exige paciencia, constancia y dedicación.

Si se practica con regularidad y según evidencias científicas, la meditación es útil para mitigar los efectos del estrés y la ansiedad, para mejorar la concentración y para agudizar nuestra memoria. Pero, además, esta práctica tiene otros muchos efectos a nivel espiritual que no debes dejar de aprovechar.

La meditación es una forma de entrenar nuestra mente a través del cual podemos aclarar nuestros pensamientos, identificar sentimientos, sensaciones y emociones nuevos y, así, alcanzar estados elevados de paz y relajación. Se trata de una manera de introspeccionarnos para conocernos y conectar más con nosotros mismos. Pero la meditación requiere paciencia: los beneficios y resultados no aparecen después de las tres o cuatro primeras sesiones y, además, no debes esperar ningún milagro. La meditación es, simple y llanamente, una técnica gracias a la cual nos distanciamos del estrés y las preocupaciones, aprendemos a disfrutar más del tiempo con nosotros mismos y saneamos nuestra energía. Pero, para conseguirlo, es necesario dedicarle muchas sesiones, ser disciplinado y confiar en el proceso.


¿Qué es la meditación guiada?

Se trata de una iniciación a la meditación en la que, a través de sonidos, música e imágenes que evocan sentimientos de relajación, conseguimos desconectar del estrés y el ajetreo diario y conectar con nosotros mismos.

 

¿Cuáles son los beneficios de la meditación guiada?


Nos ayuda a combatir el insomnio. Cuando estás estresada o nerviosa, la calidad del sueño es mucho peor. Tienes pesadillas, te despiertas a medianoche con frecuencia y no logras conciliar el sueño. A través de la meditación puedes aprender a manejar tus sentimientos y emociones, si la practicas con regularidad te será más fácil descansar.

 

Reduce los niveles de estrés acumulados a lo largo del día. En general, la meditación mejora el estado general de nuestra mente y nos enseña a alcanzar la calma.

 

Mejorar nuestra capacidad de concentración y de memoria. Cuando meditamos, aprendemos a vivir el momento presente, a pensar en el preciso momento que estamos viviendo. Por ello, nos ayuda a agudizar la concentración.

 

Nos ayuda a desarrollar la inteligencia emocional. Una de las metas de la meditación –y que de hecho está implícita en el propio proceso– es conocernos a nosotros mismos y saber identificar nuestros sentimientos y emociones. Gracias a ello, somos más empáticos y aprendemos a interpretar con mayor acierto los comportamientos y actitudes de los demás.

Tiene efectos positivos sobre el sistema inmunológico. Estudios científicos aseguran que la meditación mejora la actividad del sistema circulatorio y digestivo y mejora nuestra intolerancia al dolor.

¿Quieres saber cómo empezar a meditar?

Dedicar unos 10 minutos al día a meditar puede aportarte grandes beneficios.

 Meditación por visualización

Se trata de una técnica que recurre a la visualización o imaginación de un objeto con el fin de relajarte. También pueden utilizarse un color que represente distintas emociones.

Meditación por toma de conciencia del cuerpo

Si quieres poner en práctica esta técnica, puedes hacer uso de numerosos vídeos, audios o podcast que puedes encontrar en Spotify o YouTube. A través de ellos, el sujeto toma conciencia de las distintas partes de su cuerpo, centrando su atención en cada una de ellas.

Meditación guiada a través de la respiración

Prestar atención a la respiración es una de las técnicas más efectivas para relajarnos. El objetivo es aprender a controlarla para que así nuestro cuerpo y nuestra mente entren en un estado de calma.

 


Fuente: enfemenino.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario